Nubarrones de caoba me recuerdan el lánguido rostro de la soledad. Hay un ilimitado paraíso en el cuadro de mi ventana,…