Es la hora del rito de las sombras. Hay un ilimitado paraíso en el cuadro de mi ventana; sangrante aún el…