No para saciar tu apetito has vuelto por esta carne,  sino para reforzar la costumbre de tomarme, indefensa y confiada. Criatura acorralada, te  espero…