Hay un ilimitado paraíso en el cuadro de mi ventana y de allí salen, a los cuatro puntos senderos que invitan…