Cambiar el rumbo porque si,

 

y que no vuelvan a cruzarse

 

tu camino y el mío.

 

Cambiar el rumbo para ya no verte,

 

y mirar el cielo en cada primavera

 

tan solo para descubrir

 

que, aunque hay un ilimitado paraíso

 

en el cuadro de mi ventana

 

…aquí adentro es un infierno,

 

Y que el frio nos congela.

 

Y darme cuenta que allá afuera

 

se vislumbra el invierno en plena primavera.

 

Cambiar el rumbo porque si,

del corazón hasta que muera.