Llega la tarde 

Con banderas a media asta

Nubes púrpuras, rojas, a media asta

 

Huye el día hacia la noche

Expira mi alma,

Vuelvo al laberinto de espejos

Y espero…

 

Hay un ilimitado paraíso

En el cuadro de mi ventana

Y una noche más, empieza mañana.