Dices que

hay un ilimitado paraíso

en el cuadro de mi ventana.

Yo sólo veo un viento frío,

pájaros desplomados,

suave la blanca pluma que nieva,

que anuncia dulce el derrumbe

que espera,

tardes de infierno repelido

de ti,

tu cuerpo ceniza hace tiempo.

Dices paraíso ventana cuadro…

Sólo chillan los estorninos.