Los sueños no mueren

 

Hay un ilimitado paraíso

en el cuadro de mi ventana

Oigo el sonido de la libertad llamándome

Mis ojos vuelan con las nubes.

 

Después de esos años viviendo

entre esas paredes sucias y duras

lo que más me pone triste en ese cuadro…

son esas grades que me quitan la libertad.

Pero… jamás detendrán mis sueños.