Todas las promesas que me hiciste un día
Flotan sobre las aguas del olvido
De tanto amor que sentimos hoy solo queda vacío
Tanta pasión entregada fue solo una tibia ilusión
Un hermoso árbol florido de tronco podrido
Las cosas que ahora sigues recordando
Son pobres bosquejos de un tiempo ya ido
Maravillosa juventud nuestros cuerpos disfrutaron
Divino tesoro por el tiempo destruido
Ahora viejos somos, solitarios, abatidos
De mi vida el amor se marchó y me quedó solo un lamento
Tristeza sepulcral, agonía, tormento.