Es esta Luna sincera,
que tiñe de hueso tu rostro,
la que me anuncia soledades.
«Sé que de amor me lleno dulcemente»
al imaginar tu escorzo,
«y en voz a borbotones me derramo»;
Afilados susurros,
Abrazos cortados.
Vivirás infinitamente en mi pecho, en mi tierra y
en mis labios.