¿Dónde estás mi querido ángel de la guarda? Tú que te has partido el alma cada uno de tus días para…