” ¡Qué fácil has venido a mi voz, y en qué instante!” Tropecé y creí posible quedarme tumbada Suelta el móvil…