Las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido
navegan tus antiguas memorias amando
en un mar oscuro y movido

Emerge de lo más negro y profundo
aquella que alguna vez se había ido
la que te enseñó a descubrir otro mundo
de mares salvajes y lo prohibido

Te seduce con su canto de sirena
a hundirte otra vez en sus trémulas aguas
en sus remolinos te aprisiona sin pena
a la orilla te arroja sin treguas