Espero una llegada, una reciprocidad, un signo prometido.
[…] Todo es solemne: no tengo sentido de las proporciones.

Roland Barthes

Como la forma de tu Cara
bajo la Cara de la sábana
que sobre tu Cara ya no está
las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido

y para que lo necesario se hunda
durante cien años lavaré tus heridas
hasta que se me borren las manos
y ya no puedan direccionar mi barco
nunca más.