¿De verdad te vas
Dejándome con el corazón herido
Y una vida sin sentido?

Sé que de amor me lleno dulcemente,
Y en voz a borbotones me derramo

Castigo cruel es
No volver a posar mis
Labios en tu piel

Hallaré mi consuelo
Cuando al expirar
Mi último aliento
Deje de sufrir
Este tormento