Jamás te vuelvas a escuchar
Abstracto ausente agradecido,
No tengas hambre ni sed,
las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.
Que reflejan el impetuoso origen.
Como una mujer que siembra
Con sus pasos
El espíritu del mar