Cuando te conocí, pensé que me ignoraras pensé que sería fugaz en tu vida

Pero vi algo que me hizo insistir en que había algo en ti,

que no me dejaba dormir qué me hacía soñar con un angelical rostro,

pensando si te fijarías en mi por sentimiento o solo el físico te importaría como los otros chavos, pero seguí siendo ese niño teto que no estaba en tu vida
Las cosas que ahora sigues recordando flotan sobre las aguas del olvido

viéndote con tu mochila y tu pasar por los pasillos rumbo a tu salón, y cegado por ti solo pensaba el día que me hablarías y ver tu sonrisa tan hermosa

Solo por ser escritor anónimo mandándote cartas y poesía pensaba que me tomarías como un loco o me tomarías en cuenta para estar contigo.

Siento que tengo mi corazón está en un predicamento entre mi alma y tu belleza que no puedo ordenar mis ideas para saber si puedo o no puedo tenerte.

Quisiera sentir el sabor de tu boca, la brisa que jugaba con tu pelo y tu sencillez que mostrabas al expresarte, pero ese sueño nunca será y siempre quedara como un recuerdo mas