En el cielo de la noche es donde te puedo ver
el silencio en mi mente acoge mi alma y la lleva a tu lado
en lo alto de las estrellas donde mi mirada en el firmamento se pierde
donde vive el amor que ha florecido justo como el cosmos dio vida a los pobres mortales
allí en el corazón del universo que en algún lugar ha de existir
de un rostro desconocido pero que las constelaciones dan vida
y de una huida incesante de la realidad que acaba en los sueños
aquellos donde puedo verte de nuevo
que concluyen con una supernova que nubla mi vista y una lágrima que no se detiene con nada
porque aquí no somos nada en el inmenso universo sin fin
y sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo
cuando mi mirada en el cosmos ha de perderse
perderse en la belleza del universo