Sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo,
cuando siento y entiendo lo que te amo,
que por amar, amarte libremente.

Deseo saborearte muy lentamente
y en sueños respondas cuando te llamo,
más no pretendo convertirme en tu amo
ni ser el dueño de tu hermosa fuente.

Las curvas de tu cuerpo, hermosas olas,
mecen mi corazón y lo transportan,
dejando nuestras almas volar solas.

Descubro que tus abrazos me aportan
fuego, luz, y vida, que estando a solas
me revelan las verdades que importan.