Las palabras se hacinan en mi mente,
y en mi corazón silente me deshago.
El pasado es un enigma, un paisaje desolado

Sin memorias me sincero,
Ya no sé de invierno ni veranos,
sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo.

Se destiende mi alma con el cielo,
Como un ave a vuelo alzado
Dejando al hilo sus recuerdos,
saca su pluma y escribe su canto.