Ignoro si en tus pensamientos moro
si me oyes en sueños, si me ves
si mi aliento te trae o te repele
si a mi perro darías de comer

sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo
y sé del amargor de la anestesia
y retenido el verbo aún te amo

me miras con un dejo de ternura
me guiñas tus bayonetas de miel
vendrá por mí la parca, compasiva
si es amistad tu oferta, y no tu piel