«sé que de amor me lleno dulcemente,

y en voz a borbotones me derramo».

Esculpo tú recuerdo en mi memoria,

y mi viaje comienzo sin retorno.

Rescataré los besos que raptó Hades,

sin beber el agua del Leteo.

Navegaré hacia puerto con la barca de Caronte,

y allí, paciente esperaré,

para poder besar tus labios de nuevo.