Vago
deambulo
no estoy, no me encuentro.
Ayúdame,
que mis manos tiemblan
¿Dónde te escondites memoria?
¿En qué pliegue de mis recuerdos estás?
noches
desanudada, desnuda
puros huesos, hasta arrancarme de mi piel, la vida
sé que de amor me lleno dulcemente
por los que me rodean
y en voz a borbotones me derramo
mientras no me reconozco ni yo mismo en el espejo.