Las nubes se disfrazan de incertidumbre
y flotas errático en los jardines de la memoria.
Con la lluvia caerán los espejismos
y una tormenta avisará del ocaso
y tus manos
y sus ojos
y el miedo
serán todo lo que quede.

“Las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido”.
Y la orilla te devolverá incorpóreo
como un puzzle de espuma.
La muerte se olvidará de ti
cuando nadie pueda mirarte a los ojos.