Sé que de amor me lleno dulcemente
Y en tus pupilas hay azul para mis manos

Sé que de tiempo se carece entre tus brazos
Y en voz a borbotones me derramo

Sé que nos regalamos demasiados silencios
Y aún callo al escuchar tu nombre

Sé que puedo estar lejos de mi
Y caminar eternamente hacia tu lado