De Don García Nieto me proclamo
admirador en verso cuando asiente
“sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo”.
Pero no me define el aliciente
de la pasión que de su fuente bebe
porque no sea imitatio lo que debe
mi corazón florecer de su simiente

En un soneto de amor yo contaría
la pasión con un tono diferente
que por mi edad del exceso sobraría

Sin embargo mis amores todavía
son frutos que en mi pluma se convierten
en fuerza vital de mi amada Poesía