Despertaste una mañana, y ya no estaba
No me hallaste en esos sitios donde otrora solía estar
No encontraste libros míos, ni cabello, ni mirada
¿Y los seres queridos? Nada

Soy solo una escaramuza de dilemas
No estoy yo. Y aunque no me encuentres
Las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido