Las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido
igual que lo que a mí me ha sucedido
de lo que no está a flote no me acuerdo
a cada mañana algo más se pierde
que sin yo quererlo ya se ha hundido
al conservarlo no lo he compartido
y con su pérdida cayó en lo eterno
es el destino de lo que ya ha sido
y por más que lo intento a ello me aferro
que desaparezca es cuestión de tiempo
toda memoria caerá en el abismo
que por muy bien que a nado se mantenga
flotará mientras suenen mis latidos.