Sé que de amor me lleno dulcemente,
Y en voz a borbotones me derramo.
Soy como una nube dulce
En un cielo de verano:
Me derrito y descompongo
En palabras de limón congelado.

Sé que de amor me lleno fácilmente,
Pero a veces,
Es de amor amargo.
Allí entonces soy la nube de invierno,
Con llanto y grito destrozado.