Desconozco el material del que están hecho los sueños
pero los míos se parecen demasiado a ti.
El vacío de mi pecho te reconoce como dueño
nunca estuviste tanto como cuando no estás aquí.

Sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo
quizás en mi vida siempre estarás presente
aunque me desprenda de todo lo que amo.