Aviso: la locura es responsable,
de escandalizar a los inocentes,
y de equivocar a los ignorantes,
con un verbo voraz e inaguantable.

Indomable y de aspecto miserable,
deambula indagando en vuestras mentes,
lo endeble para haceros diferentes,
y escuchad: su veneno es incurable.

Sentiréis la locura cual Quijote,
cabalgar sobre valles malheridos,
sin dejar que un molino la derrote.

Del brote quedarás enloquecido,
las cosas que ahora sigues recordando,
flotan sobre las aguas del olvido.