Sé que de amor me lleno dulcemente
Esperando el amanecer
Para encontrar tus palabras,
Esperando soñar
Para sentir tu mirada,
Y en voz a borbotones me derramo
Contando los segundos,
Los minutos, los instantes
Que se vuelven horas
Casi interminables.