Pasear por la fina línea indeleble, invisible,
donde escondidos descansan mis recuerdos,
perdidos, adormecidos me esperan.

A destellazos aparecen en mi mente,
juguetean a ocultarse, temerosos de verme,
de acercarse a mí, de ser juzgados,
condenados al arrepentimiento, exculpados, perdonados.

Las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.
Solo quiero recuperar mis vivencias, experiencias
retenidas en alguna neurona cansada, enfermiza.

Evocar todo quisiera y perdonarme o quererme.
Almacenados en mi memoria duermen mis recuerdos.
Mi identidad fue tamizada, cribada por los vagos recuerdos.