Mañana serán menos pesadas las cadenas,
cesarán las golondrinas para bajar el vuelo,
cederán pronto las cuerdas que ahorcan mi cuello.
Leve o pesado. No tengo motivos por los que vivir.
Las tripas suenan a vacío en las raíces del tiempo.
Los pavos reales cantan con los árboles
y acallan con las nubes, la lentitud de mis pasos
y los minutos en la boca de mi alma ausentes;
sé que de amor me lleno dulcemente,
y en voz a borbotones me derramo.