Margarita sin pétalos desnuda
Pasas bajo la luna
Disfrazada de perfume de noche
Sigilosa en el roce
Refractaria al deleite y la fortuna
Agonizas llorando
Entre las cosas que ahora sigues recordando

Caminante cansada
Noctámbula y obrera te frecuentan
Deambulas en la nada
Y el dolor de las piernas te reinventa
Entre avideces yertas
que al llegar a tu nido
flotan sobre las aguas del olvido