Tal vez esté en mi velorio
Un viernes de diluvio
Acompañando ese cuerpo inerte donde anide un tiempo.
Me espantan los sepelios y la muerte
Ver esa masa desalojada de tu sonrisa
Pero estaré en una esquina
Aguardando recoger tu último beso
mientras las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.