Eras tú quien me lo decías
Te recordaré siempre y en todo lugar
Te recordaré por encima del olvido
Por encima del olvido que siempre nos envuelve
Y yo me lo creí
Tonta del olvido
Tonta del recuerdo
Porque, de pronto, gritaste
Las cosas que ahora sigues recordando
Flotan sobre las aguas del olvido
Y yo soy, era, quise ser
Ese olvido del que tú hablas
Esas aguas que nunca fueron
Muero en tu recuerdo porque muero en tu olvido