Sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo
Tan solo, si al pasar, rozas mi mano
Si a los ojos me miras fijamente.

Y sé también que muero lentamente
Si no acudes ,presto, a mi reclamo;
Si no vienes a mí cuando te llamo
Me lastimas, amor, profundamente.

Pero si mi corazón en ti no advierte
El recíproco latido enamorado,
Ni la sangre que bulle encendida

No tiene más remedio que ser fuerte
Y decide al fin hacerse a un lado;
No se mata , por amor, así una vida.