Hoy llenaré la noche con reclamos.
En vela me la paso tristemente.
«Sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo»

Con el corazón meloso me encamo,
Mas mi psique lo piensa diferente,
Mi sentimiento se tornó impaciente.
Como un hombre triste hoy me proclamo.

Tus silencios son como ojos azules.
Miradas gélidas congelan mi interior,
Esperando calor cuando lo adules.

En hielo reposa ahora mi corazón.
Mientras, distante, aún tú lo apabulles,
Tu recuerdo arderá en mi falta de valor.