una magrudada en blanco
perdidas las ganas de ser el primero
un borracho blasfemando
le hizo sombra al Sol.

Nos queda perfeccionar el ejercicio, dije:

las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.

Al final se impuso el Sol
no sé por qué me duele tanto.