En la inmensa laguna de indiferencia
que desde hace días nos separa,
todas las palabras arrojo,
y al fondo precipitan, pesadas.

Se sumergen los adjetivos y las metáforas,
todas las que te dediqué en las noches claras.

Zozobran los sustantivos y las hipérboles,
todas las que me dedicaste y me desolaras.

Y en la espesa turbiedad, nadando,
todo lo nos dijimos se ha perdido, y
las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.