Soy en corazón más que en prisión,
el cruce de un alma,
de quienes sostienen el don de revolución
sin naufragar la calma.

Soy caos en mente
más aún así sé lo que reclamo:
sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo.

Soy talento para dirigir el timón,
la existencia en mi cuerpo;
podría escribir enseñanza en canción
pero me pasaría del tempo.

¿Y cómo quieres que exprese lo que siento
si me arrebatas el aliento?