Caminando un día los vi
y supe que iba en círculos
en el mismo infinito. Queriendo decir ¡vean!
no se qué escuché ni que escucharon. Trato
y en voz a borbotones me derramo
por esas manos en ruego que interrumpen,
ahora me desatan sin tocarme,
ahora me explican,
así necesité… necesitamos.
Sé que de amor me lleno dulcemente
Intento que la gente se detenga
Ya quisiera partirme en todos su pedazos
Preso iré de mí mismo
Deseo que vinieras a intentarlo