Sé que vuelvo a tener síntomas,
de lo que un día me fue la peor enfermedad existente,
sé que de amor me lleno dulcemente,
y en voz a borbotones me derramo,
sé desde la primera sensación,
al pesar de un posible bienestar,
que preferí arriesgarme,
no dejé de oír lo negativo,
hice crear ante vista, un real inicio,
para dejarme llevar, aún sabiendo que forzada.
Que error, amor,
haberte intentado cometer tan consciente,
pudiendo haberme llevado,
donde sea que hubiera podido olvidarte.