Se vive pensando, las cosas que ahora sigues recordando
se han hecho sanguíneas, neuronales insignias
te siguen a todos lados, sin ser o siendo pecados
sobreviven contigo, se hacen compañero y buen amigo
algunos se vuelven superficiales, faciales
algunos creen que se han ido, flotan sobre las aguas del olvido
pero en ningún tiempo naufragan, jamás se afanan
son como buques mercantes, buscan su puerto incesantes
son pacientes, a veces hirientes, mordientes
navegan millas o kilómetros, van con nosotros
no están cerca ni te siguen, con tu sombra se riñen
los profundos y los superciliares, irán a las tumbas imparciales
neutrales, contigo, conmigo, no se heredan para volverse hueso y abrigo.