Sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo.
Cuando oro y lloro por quién no pudo;
Ver la luz, sentir una nalgada y emitir un llanto.
Oír llorar al fruto de su vientre.
Comenzar la escuela o terminar sus estudios.
Desarrollarse profesionalmente.
Realizar sus sueños.
Seguir salvando vidas.
Terminar de escribir la novela o la canción que comenzó.
Predicar más la religión que tanto amó.
Disfrutar la jubilación.
Despedirse de sus seres queridos.
Porque, la pandemia se lo impidió.