En el vacío de la espera del abrazo,
en el silencio sola me quedo,
busco tu amor limosnero y la nada ha llegado.

Te busco en la sombra de la noche,
en la estación nadie me aguarda
¿Se habrá ido mi amor viajero?
¿Dónde está mi enamorada alma?

Dudo al recorrer los pasillos,
la fría noche se ha instalado,
noto una mano turbia, olor de enamorado.

Giro frente a tu mirada fija, de repente,
veo tus ojos castaños,
sé que de amor me lleno dulcemente
y en voz a borbotones me derramo.