Allá donde esté, yo vuelvo al mar
voy y vengo en la marea,
las horas saladas,
los fosos, los castillos, los tesoros,
olas livianas, oleaje, calma…
¿Y si pudiera surcar lo perdurable?
Atrapado en un aliento,
las cosas que ahora sigues recordando
flotan sobre las aguas del olvido.
Cruza el tiempo el horizonte en las gaviotas…
¿Y si pudiera escoger navegar siempre lo eterno?
… ¡Huele la mar a brisa fresca!