A solas con mi herida,

las aguas no devuelven lo bailado

en el río de la vida.

Sé que de amor me lleno dulcemente

y en voz a borbotones me derramo,

mas guste o no, amado,

el tiempo vuela,

y nos roba el pasado.

Tu luz a mi debida

ardiendo con nostalgia se ha apagado

¿La ves, al suelo caída,

sin gozo ni pecado

y gesto de animal abandonado?