Tu nombre es como un nido
hecho poquito a poco
con esas pequeñas cosas
que una a una
no son nada
y todas juntas me sostienen
y me amparan
Sé que de amor me lleno dulcemente
al susurrar tu nombre
que puede parecer sin importancia
pero es el sitio al que amo regresar
y en voz a borbotones me derramo
si puedo presentir
que te hago falta